• Masiradio

Analizan restricciónes para el invierno

A horas de la vigencia del DNU que estableció un confinamiento estricto en la mayor parte del país, en el gabinete nacional que encabeza Alberto Fernández ya admiten que las restricciones sanitarias son una posibilidad real durante el invierno, aunque hay temor por el impacto de las decisiones en la economía.

“Los próximos meses son de más riesgo, por el invierno. Vamos a ir monitoreando y en caso de ser necesario habrá cierres intermitentes”, sostuvo la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.

En la cartera a cargo de la gestión sanitaria de la pandemia están expectantes en poder “disminuir la circulación en estos 9 días” de confinamiento estricto. En diálogo con Radio 10, la funcionaria aclaró que las resoluciones para contener el avance de la segunda ola de coronavirus son “intensivas, focalizadas y transitorias”, y que “cada medida se va analizando cuidadosamente en función de la situación epidemiológica, la fuente de los contagios y la velocidad”.

El Gobierno busca ganar tiempo hasta que lleguen más vacunas contra el coronavirus y así poder escalar la campaña de inmunización, con el objetivo de alcanzar un universo de 15 millones de personas entre las que se incluyen las que tienen factores de riesgo. En los próximos días, el Poder Ejecutivo espera recibir unas 860 mil dosis del laboratorio AstraZeneca, a través del mecanismo Covax, y dos vuelos provenientes de Rusia con vacunas Sputnik V.

En paralelo, la intención es que el laboratorio Richmond arranque con la provisión de vacunas Sputnik V producidas en Argentina. “Vamos a tener para fin de mes los controles de calidad para poder ya trabajar con la importación de los antígenos que se van a producir en la Argentina. Es un momento realmente importante”, apuntó Vizzotti.